Autor: admin
Datum objave: 21.09.2017
Share


Gabriel Bermúdez

A Tribute to Gabriel Bermudez

Gabriel  Bermúdez - Biografía

https://www.youtube.com/watch?v=4H603Kkooiw

https://es.wikipedia.org/wiki/Gabriel_Bermúdez

Gabriel Bermudez. III Gala de Entrega Premios Líricos Teatro Campoamor. 2008

https://www.youtube.com/watch?v=hcsLp0766Cw

Gabriel Bermudez - Die lustige Witwe

https://www.youtube.com/watch?v=TAjY7R04y2o

Gabriel Bermudez in -Mirate che Contrasto- Mozart: "La Finta Giardiniera".

https://www.youtube.com/watch?v=lkpKeMF_ECM

Gabriel Bermudez in -Dieux protecteurs- Gluck: "Iphigénie en Tauride" .

https://www.youtube.com/watch?v=Hbw3iZS_cks

Gabriel Bermúdez, Papagena! Papagena!

https://www.youtube.com/watch?v=PVe_T8-itp8

I Pagliacci - Leoncavallo (Gabriel Bermúdez)

https://www.youtube.com/watch?v=66ZB7-frcac

I Pagliacci - Leoncavallo - Dúo Nedda - Silvio (Inva Mula y Gabriel Bermúdez) Liceu, Barcelona 2011

Pagliacci - Leoncavallo - Duo Nedda Silvio (F. Cedolins & G. Bermudez) Zurich 2009

https://www.youtube.com/watch?v=BgpiQ9pxbSo

LES MAMELLES DE TIRÉSIAS de Francis Poulenc (2009-10)

https://www.youtube.com/watch?v=YRJSHLuyov8

"Non Monsieur mon mari" (Acte I)  María Bayo (Thérèse)  Gabriel Bermúdez (Le mari)

Gabriel Bermudez in -Ola Pang!, Ola Pong! - Puccini "Turandot". Part II

https://www.youtube.com/watch?v=k9ZpVdBFmUM

Gabriel Bermudez in - Strauss: "Ariadne auf Naxos".

https://www.youtube.com/watch?v=bvQqNUv5cIM

Gabriel Bermudez in -Largo al factotum- Rossini: "Il Barbiere di Seviglia".

https://www.youtube.com/watch?v=U4jdWRjNzNg

photos Gabriel  Bermúdez

https://www.google.hr/search?q=Gabriel+Bermúdez&client=opera&hs=V7K&dcr=0&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ved=0ahUKEwjQ6JDj-7XWAhXGvhQKHSyyBG0QsAQIJA&biw=1745&bih=855

Gabriel Bermudez

https://www.opera-online.com/en/items/performers/gabriel-bermudez-1975

Gabriel Bermúdez: “Hay que tener claro el camino”

http://www.beckmesser.com/gabriel-bermudez-hay-que-tener-claro-el-camino/

A pesar de haber superado diversas reválidas en España, desde la obtención del Premio Lírico Teatro Campoamor en 2005 por Orestes en la producción ovetense de la Ifigenia en Tauride a su presencia en el Ciclo de Lied del Teatro de la Zarzuela, o el papel de Papageno que vuelve a interpretar en el Teatro Real estos días, la carrera del barítono Gabriel Bermúdez (Madrid, 1975), tiene tintes netamente internacionales. Tras el impagable rodaje en Le Jardin des voix de William Christie y diez años de residencia en la Ópera de Zurich, hoy forma parte de la Ópera Estatal de Viena donde ha cantado el Fígaro del Barbiere di Siviglia, Madama Butterfly, Bohème , etc. Una de las últimas apariciones en Madrid tuvo lugar con La primera noche de Walpurgis incluída en la programación de la Orquesta y Coro de la Comunidad (ORCAM).Después del largo rodaje en la Ópera de Zurich ¿Desde cuando forma parte de la de Viena?

R.Voy para mi cuarta temporada. Aunque tenía firmado el contrato para empezar en septiembre de 2013, me llamaron antes porque se había puesto enfermo el Mercutio que debía dirigir Plácido Domingo.

P. ¿Y aquí se queda?

R. Por ahora sí.

P. ¿Llegó siguiendo los pasos de Welser Möst? R. La verdad es que no. Él aterrizó dos o tres años antes. Hice una audición en la que no sé si tuvo algo que ver, pero lo cierto es que él no estaba. Y luego se marchó. P. ¿Qué piensa de la leyenda de nido de serpientes que pesa sobre la casa? R. Yo no la calificaría así. Desde mi experiencia personal, lo que he percibido en este teatro después de mi estancia en Zurich, donde el trato entre nosotros era como el de una familia, es tal vez muchísima menos relación personal. Quizás sea un poco más frío en ese punto: como una máquina en la que eres una pieza más. La compensación la encuentras trabajando en un grandísimo teatro. Sentirme parte de él, me da mucha satisfacción. Como decía, es un teatro muy distinto al resto, En la misma producción un día cantas con alguien y otro con una persona distinta. Sales al escenario sin saber casi con quien estarás o si te has visto con el director de turno. Pero es un nivel de profesionalidad altísimo en el que cada cual se hace más responsable si cabe de lo suyo que en otros lugares. Porque se puede dar la circunstancia de tener que encajar sin ensayos previos en un montaje que a lo mejor lleva treinta años rodándose con cantantes distintos.

P. Un desafío adicional

R. Que implica un stress grande, pero cuando sale bien, también supone un orgullo añadido.

P. Ya puestos ¿qué se comenta de la ópera en Italia y España, recortando títulos y modificando las producciones anunciadas?

R. De lo que puedo hablar es de lo que opinan los colegas, y es que es muy arriesgado ahora aceptar una oferta en Italia o España para dentro de dos años o tres y que luego, como de hecho está pasando, se te quede un hueco en la agenda. Hay cierta desconfianza, y es comprensible. Una pena, porque tenemos estupendos teatros, pero está pasando muy a menudo que de repente, un año antes, incluso con seis meses, te digan que falta dinero y hay que suspender la producción. Pero todo es muy relativo, porque se siguen haciendo algunas cosas que cuestan mucho. No sabes hasta qué punto se recorta porque no hay dinero o si es que sólo lo hay para lo que se quiere.

P. Usted es un privilegiado en su formación, pensando que la respaldan su madre Carmen Rodríguez Aragón o Teresa Berganza. ¿a quien le debe más?

R. Desde luego a mi madre. A Teresa la conozco desde pequeño, y es casi de la familia porque fue, como todo el mundo sabe, alumna de mi tía Lola, que vivía en nuestro mismo edificio. Recuerdo encontrármela en el portal o en el estudio de mi tía cuando iba a dar clases. Siempre he sentido tremenda admiración por ella; por su idea del canto; su musicalidad… por todo. Haber podido tenerla como enseñante lo considero un privilegio enorme. Me ayudó muchísimo en un momento dado. Pero lo cierto es que con quien he estudiado desde el principio, y sigo haciéndolo, es con mi madre. Si soy cantante es por el ambiente que se respiraba en mi familia. Le debo mucho también a mi padre, a quien escuchaba cantar de pequeño… Es todo un poco, pero estaba predestinado. Prácticamente no sé hacer más que esto (ríe)

P. También pasó por Le jardin des voix

R. Aunque se trataba de una especie de academia, lo recuerdo como una de mis grandes experiencias profesionales. Y es que la exigencia de William Christie, su ritmo de trabajo, los ensayos y el circuito de salas en las que actuamos tenían calidad de profesionales. Me marcó como ejemplo de disciplina para ser fiel a lo que se pretendía. Para seguir un camino… Fue una vivencia muy especial junto a gente que lo que hacía era con un amor y una pasión que con el tiempo me he podido encontrar, pero no como entonces. Porque era el conjunto entero: la orquesta, el coro, los maestros, los clavecinistas… todos estaban implicadísimos. Como si les fuera su vida en ello. Te hacían sentirte parte del proyecto a la fuerza. Fue algo muy especial.

P. ¿Guarda impresiones similares?

R. De las dos experiencias que recuerdo con más cariño porque tal vez me hayan marcado más, retengo esta junto a la llegada a los ensayos de Ariadne in Naxos en Salzburgo. Verme dentro del Festival en esa ciudad en la que te cruzabas por la calle con Barenboim, Kasarova…. Los primeros días estaba como en una nube, sin creer que pudiera formar parte de todo aquello. Le Jardin des voix también tuvo algo de eso: fue el salto de estudiante a verte en tu primer trabajo al nivel tan altísimo al que siempre había aspirado, y junto a alguien a quien admiraba.

P. Todo ello prueba de ese talento que su madre considera necesario para un cantante ¿se nace con él o se puede adquirir?

R. Con algo tienes que nacer para dedicarte a esto. Pueden ser muchas cosas: desde la voz solamente a la voz unida a una musicalidad determinada. Pero ante todo, esto te tiene que atrapar, porque no es un trabajo como otro cualquiera. Debes dedicarle prácticamente las 24 horas del día. Quien crea que después de seis u ocho horas se va a casa a ver una película, que se olvide. Sin entrega, aunque tengas todo el talento del mundo, no vas a ninguna parte. Porque, además, el cantante, a diferencia de lo que ocurre con otros instrumentos, está en continua evolución. La voz está cambiando de un día para otro. Incluso de la mañana a la noche. Si tienes una función, por la mañana vocalizas y por la noche notas que está distinta. Es un perpetuo adaptarse para el que tienes que estar preparado tanto física como mentalmente. Lo que muchas veces causa un desgaste emocional porque, aunque todo lo tengas muy calculado, aquí nunca dos y dos son cuatro.

P. El repertorio. ¿Lo consulta con su madre?

R. Claro que si. Lo que pasa es que después de quince años metido de lleno en esto, acabas conociéndote. Una cosa es en cantar en casa o ensayar en una sala, pero es saliendo al escenario cuando eres consciente de qué funciona y qué no: de cuáles son tus puntos débiles y cuáles los fuertes. A partir de ahí, acabas eligiendo el repertorio en el que mejor funcionas.

P. Su madre, que siendo soprano prefirió la retaguardia de la docencia ¿le entiende cuando le ve moverse por esos mundos?

R. Perfectamente. Además, puedo decir que siempre, casi todas mis decisiones las ha respetado y las respeta, porque es consciente de que a veces no es fácil salir al escenario.

P. ¿Cuál es el mejor consejo que le ha dado?

R. No lo sabría decir, porque tampoco es de sentencias rotundas, pero conociéndola, creo que lo más importante para ella es no desviarte del camino, teniendo claro hacia dónde vas. Sabiendo que las cosas unas veces salen bien y otras mal, y que cuando eso ocurre te van a criticar. …Y eso es duro en esta profesión, porque estás sometido a mucha presión. Hay muchísima gente que opina a tu alrededor y es difícil saber a quién merece la pena escuchar. Aunque no viene mal conocer todas las opiniones, siempre con cierta distancia, tanto para lo bueno como para lo malo.

P. En ese punto ¿tiene carreras modélicas?

R. Teresa Berganza sería un buen ejemplo en todos los sentidos. Viendo cómo se mantuvo siendo ella. Salió de un repertorio Mozart Rossini para, de repente, construir una Carmen de referencia. Todo, porque lo hizo como Teresa Berganza. Creo que esa es la clave: saber que se puede abarcar todo tipo de repertorio, admitiendo de antemano que habrá a quien le guste más y a quien le guste menos lo que haces. Sin pretender en ningún caso cantar con mi voz como lo hacía Cappuccilli, porque no tenemos nada que ver. Esa es la clave a mi entender

P. En los dos teatros a los que ha estado adscrito este tiempo se ha movido con voces de primera línea y con las principales batutas. Pero ser de plantilla produce una sensación de seguridad que no todos aceptan.

R. Puede que sea así, pero todo dependerá de cada uno. El estar en el ensemble supone en efecto poder cantar un Marcello, un Belcore o un Figaro como primer papel, pero el compromiso con el teatro implica además cantar papeles más pequeños o estar en lista de cover para sustituir llegado el caso a otros compañeros. Y debes saber mantenerte en tu lugar. Hay una equivocación a veces que nos lleva a pensar que las carreras se hacen exclusivamente estando en cabecera de cartel del primer reparto del título que abre cada temporada del Metropolitan o la Scala. Y no es así. Desde hace años se hacen a base de muchos papeles, con momentos malos y momentos buenos. Son etapas, y yo he considerado que, en esta, lo que me ofrecían aquí me podía convencer más que lo que me pudiera llegar desde cualquier otro sitio. Tal vez esto me haya supuesto renunciar a algo de libertad, pero también implica poder trabajar con continuidad. Y que en alguna época en que el mercado de trabajo ha estado realmente mal, he tenido la suerte de seguir cantando. Lo que no quiere decir que me vaya a quedar en Viena para siempre. O a lo mejor si. El cantante debe estar preparado para todo eso, porque esta carrera, como todo, se mueve por ciclos que suben y bajan.

P. En Viena hace, por ejemplo, Barbero de Sevilla encabezando cartel. En España, cuando ha actuado en los grandes teatros ha ido en segundo reparto ¿Se le ve tan poco por eso, o por ataduras contractuales?

R. Normalmente, cuando me ofrecen algo en España si estoy libre y el papel está en mi repertorio voy, porque me gusta mucho cantar allí. Pero tampoco me han llamado tanto. En los pasados años –aunque ahora eso ha cambiado, he de decirlo-, prácticamente el Liceu ha sido el principal teatro que se ha interesado por mí. Pero si cuentan conmigo y puedo, acepto y aceptaré encantado. Al principio, mientras estaba estudiando y al dar el primer paso a profesional tuve mucho interés en salir de mi país, porque me parecía fundamental para la formación. Al hacerlo se me brindó la ocasión de quedarme fuera trabajando y tuve la oportunidad de hacerlo siempre en teatros de primerísimo nivel. Eso tiene una parte muy positiva, que es acostumbrarte desde joven a ese nivel altísimo. Pero implica a su vez estar sometido a mucha presión. Pero el no cantar en España no obedece a una razón personal, porque haya decidido no hacerlo. Se ha dado así y, el estar más tiempo asentado fuera, comprendo que en España no sea especialmente conocido. Me parece normal.

P.¿Le interesa el repertorio español?

R. Mucho. La zarzuela, por ejemplo, me encanta. Soy un gran aficionado al género. Por cierto, Pinamonti me ofreció, antes de irse a Nápoles, participar en el estreno de “María Moliner” de Parera Fons, pero mi trabajo en Viena me lo impidió.

P.¿Cuáles son sus próximos compromisos en Viena?

R. Empezaré los ensayos para la nueva producción de Tri sestri, donde haré el papel de Andrej, muy bonito por cierto. Además estoy cantando el Mercutio de Romeo y Julieta, junto a Juan Diego Flórez, y el Heger de Rusalka. Juan Antonio Llorente

Gabriel Bermúdez y Elisabete Matos -que el viernes cantará en Washington-, en el Campoamor, en diciembre de 2007. lne

http://www.lne.es/sociedad-cultura/2011/05/04/placido-domingo-cantara-washington-opera-ifigenia-producida-oviedo/1069497.html

Presentación temporada zarzuela y "El Juramento" de Gaztambide

https://www.youtube.com/watch?v=bbpUZCwSC88

El Juramento.1

https://www.youtube.com/watch?v=Zp5u2mSo9PE

El Juramento.2

https://www.youtube.com/watch?v=UMefkTaQpnY

El Juramento.3

https://www.youtube.com/watch?v=YDHKAbwFnDg

El Juramento.4

https://www.youtube.com/watch?v=9HMQDyN_Hc4

El Juramento.5

https://www.youtube.com/watch?v=yrm9LHSKuPs

Watch Juan Diego Flórez and Gabriel Bermúdez in live stream of Roméo et Juliette

http://barihunks.blogspot.hr/2016/02/watch-juan-diego-florez-and-gabriel.html

There aren't many singers who get one to take their eyes off of Juan Diego Flórez, except for perhaps Gabriel Bermúdez (who remains our most popular barihunk ever based on page views). The two singers are performing together in Gounod's Roméo et Juliette at the Vienna State Opera with Marina Rebeka as the other ill-fated lover. There are two performances remaining on February 26 and March 1st.

If you can't make it to Vienna, you can watch a live stream of the performance on March 1st for

€ 14.00. You can opt to watch the performance any time within 72 hours of the broadcast.

In addition to be a member of the Zurich Opera House ensemble since the 2002-03 season, the Spanish barihunk has been a member of the Vienna State Opera since 2014, where he has performed Melot in Tristan und Isolde, Sharpless in Madama Butterfly, Marcello in La bohème, Figaro in Il barbiere di Siviglia, Belcore in L'elisir d'amore and Heger in Ruskala.  

He next performs Albert in Massenet's Werther at the Royal Opera House Muscat in April and then Marcello in La bohème at the Gran Teatre del Liceu in June and July.

A Tribute to Gabriel Bermudez

http://barihunks.blogspot.hr/2012/02/tribute-to-gabriel-bermudez.html

Every so often we have a post that goes viral, which happened the other day with Texas barihunk Michael Mayes. The post of him after a workout preparing him for "Dead Man Walking" at the Tulsa Opera has been generating five times the traffic of most posts. We often get asked who the most popular singers are on the site and Mayes' photo will catapult him into the Top 10 pretty quickly.

However, no one has ever managed to attract the traffic of the Spanish barihunk Gabriel Bermudez. His shower pictures from Poulenc's "Les Mamelles de Tirésias" [seen above] still generate quadruple the interest of any other singer. Regular readers know that we don't post gratuitous nudity and only feature pictures from actual productions. We have learned one thing about our readers, which is that you do like a little skin once in awhile. To answer a frequent question that we receive, singers who have appeared nude on this site include Laurent Alvaro, Daniel Okulitch, Gunther Papendell, Troy Cook, Christopher Maltman and Omar Ebrahim, whose post is now our second most popular feature.

Our other popular feature was of Ildebrando D'Arcangelo and Andrea Concetti frolicking around half-naked in Don Giovanni.

All of this foreplay leads us back to Bermudez, who has a bit of a cult following on this site. With his increased popularity, Bermudez has developed a better website, schedule and plenty of new videos to enjoy. The latest being this scene from Carmen.

Gabriel Bermúdez was born in Madrid. He began his vocal studies at the Escuela Superior de Canto in Madrid, under the direction of his mother, Carmen Rodríguez Aragón.  He continued his vocal studies at Escuela Superior de Música Reina Sofía with the great mezzo-soprano Teresa Berganza.

Bermudez first received major attention when he toured Europe with conductor William Christie and Les art florissants. He then went on to perform regularly with the opera houses in Zurich and Barcelona, as well as appearing in Madrid, Paris and Oviedo. His repertory includes many barihunk roles, including Orestes in Iphigenie en Tauride, Le Mari in Les mamelles de Tirisias, Borilee in Les Boreades, Guglielmo in Cos fan tutte and Papageno in the Magic Flute.

As much as he is regarding as a charismatic and intensely convincing performer on stage, he's becoming well regarded as a gifted lieder singer. In addition to the usual French and German repertory, Bermudez regularly includes Spanish language music on his programs by Rodrigo, de Falla, Abril, Toldra and Guridi.

You can click HERE to wach the the famous nude scene from "Les Mamelles de Tirésias"

Bermudez is also featured on a number of DVDs and recordings, including Mozart's "La finta giardiniera," Mozart's "Die Zauberflote," Richard Strauss' "Ariade auf Naxos" and Leoncavallo's "I Pagliacci."

His 2012 schedule includes a Schubert recital in Santiago on January 3, performances of the Merry Widow in Dortmund from January 5-February 9, an evening of German lieder on March 26 in Barcelona and a return to his signature role of Orestes in Iphigenie en Tauride in Leipzig in June.


La bohème (2015/16): Reportatge

https://www.youtube.com/watch?v=Rds2bxeUFpk

Reportatge al voltant de 'La bohème' de Puccini en producció de l'English National Opera que es pot veure al Gran Teatre del Liceu del 18 de juny al 8 de juliol de 2016. Inclou entrevistes a Natascha Metherell (directora repositora), Saimir Pirgu (Rodolfo), Nathalie Manfrino (Musetta) i Isaac Galán (Schaunard).

"La Bohème" de Puccini se podrá volver a ver en el Liceo de Barcelona hasta el 8 de julio

https://www.youtube.com/watch?v=al_Z9baX-I8&t=25

La Bohème, Act 2 Scene and Aria: Musetta's Waltz (Quando m'en vo') Olga Kulchynska

https://www.youtube.com/watch?v=360M9RXb_Xs

Olga Kulchynska y Gabriel Bermúdez

Giacomo Puccini   Gran Teatre del Liceu  Conductor Marc Piollet  Director Jonathan Miller

Eleonora Buratto (Mimí)  Olga Kulchynska (Musetta)  Saimir Pirgu (Rodolfo)  Gabriel Bermúdez(Marcello)  Isaac Galan (Schaunard)  Paul Gay (Colline)  Fernando Latorre (Benoît / Alcindoro)  Barcelona, July 2016

La bohème (2015/16): "Quando m'en vò"

https://www.youtube.com/watch?v=ddifY_UsCJE

"Quando m'en vò" la nit d'estrena de 'La bohème' de Puccini al Gran Teatre del Liceu. Olga Kulchynska (Mussetta), Eleonora Buratto (Mimì). Saimir Pirgu (Rodolfo), Gabriel Bermúdez (Marcello), Isaac Galan (Schaunard), Fernando Radó (Fernando Latorre)

La Bohème: Segundas partes pueden ser buenas

http://www.beckmesser.com/la-boheme-segundas-partes-pueden-ser-buenas/

Estos comentarios corresponden al segundo reparto de los programados. A veces ocurre que las segundas partes son mejores que las primeras y esto es lo que ha ocurrido en esta ocasión, en la que al menos las protagonistas femeninas han superado claramente a las del primer reparto.

Nada tengo que añadir a lo dicho el día anterior sobre la tradicional producción de Jonathan Miller.

En cambio, la dirección musical de Marc Piollet ha funcionado de manera claramente mejor que el día anterior. No sé si el director francés acabó contagiado de la monotonía de los cantantes, pero lo cierto es que en esta ocasión su dirección ha tenido más vida y aliento que en el primer reparto  No diré que fue  una gran versión de La Bohème, pero sí más en línea con lo que uno espera de esta ópera.

La  nueva protagonista era  la  soprano italiana  Eleonora Buratto, cuya Mimí  tuvo muchísimo más interés que la de su colega en el primer reparto. La voz tiene calidad, con gran homogeneidad a lo largo de la tesitura, y canta con gusto, resultando capaz de transmitir emociones. Si la elección como Mimí de Tatiana Monogarova fue decepcionante, la de Eleonora Buratto ha sido un acierto.

El tenor albanés Saimir Pirgu volvía a interpretar el rol de Rodolfo, como lo hiciera hace 4 años. y volvió a confirmar su calidad y adecuación al personaje. Sin duda, es una de las más bellas voces de tenor de la actualidad, con brillo y volumen suficiente para el personaje y el teatro. No tiene la calidad de cantante de Polenzani, pero le supera en brillo vocal.

Si Artur Rucinski me sorprendió en el primer reparto, porque la voz de su Marcello no llegaba bien a la sala, el caso de Gabriel Bermúdez es mucho más llamativo. Su voz siempre ha tenido un volumen reducido y con la emisión atrás, pero en esta producción resulta apretado y casi sin proyección.

Muy buena la impresión dejada por la joven soprano rusa Olga Kulchynska, que tuvo una brillante actuación como Musetta. Esta soprano tiene una prometedora carrera por delante, si no se malogra. La voz es atractiva, fácil por arriba, se mueve con soltura y tiene una muy agraciada figura. Es decir, todo lo que hoy buscan los teatros de ópera. Muy superior a Natalie Manfrino en el primer reparto.

Fernando Radó fue  un  correcto  Colline,  con  una  voz  un  tanto  abaritonada, pero resolviendo mejor que Paul Gay la Vecchia Zimarra.

Muy buena impresión la dejada por el barítono Isaac Galán como Schaunard. Voz atractiva y buena desenvoltura escénica.

Fernando Latorre repitió su actuación como Benoit y Alcindoro.

El  Liceu ofrecía una entrada de alrededor del 95 % de su aforo. El público se mostró mas cálido que en el primer reparto, tanto a escena abierta como en los saludos finales. Los mayores aplausos fueron para Eleonora Buratto, Olga Kulchynska y Saimir Pirgu.

La representación comenzó puntualmente y tuvo una duración de 2 horas y 18 minutos, incluyendo un intermedio. Duración musical de 1 hora y 45 minutos. Cuatro minutos de aplausos.

La localidad más cara costaba 242 euros, siendo el precio de la butaca más cara de 158 euros. Había butacas de platea desde 128 euros. La localidad más barata con visibilidad costaba 44 euros. José M. Irurzun

http://www.beckmesser.com/wp-content/uploads/2016/06/LA-BOHÈME.-LICEU.-REP.-2.-2016_page3_image3.jpg

An only correct Bohème is always a certain triumph

https://www.opera-online.com/en/columns/xavierpujol/an-only-correct-boheme-is-always-a-certain-triumph

For his version of La Bohème, created in 2009 for the English National  Opera and now shown at Liceu, Sir Jonathan Miller chose Paris in the thirties as its visual referent, the Paris that Cartier Bresson and Brassaï immortalised through photography. This is not the first time that the British director turns to well-known iconographic referents to visually frame an opera title. In 1982 he presented an inspired “mafia” Rigolettoset in Manhattan that became one of his greatest successes in the theatre world. In the last scene he recreated a 3D version of the celebrated painting “The Nighthawks” (1942), the most famous piece by Edward Hopper.

Beyond the quoted photographic reference, La Bohème’s agile production signed by Miller is classic and conventional in the drama, both in the presentation of the characters as well as in the situations and dramatic conflicts. The emotional, sentimental and ethical codes of the old Bohème’s soft “verismo” continue to function in today´s society and keep repeating in the plot of the most recent cinematographic melodramas. Jonathan Miller cautiously left these codes intact, allowing them -without superfluous additives- to unfold their traditional and demolishing action onto the sensitive souls of the audience.

The actors’ direction was correct and the only moment of imbalance, confusion and scenic mess (which seems to be inevitable in La Bohème) happened in the multitudinous beginning of the second scene.

Taking into account the long and distinguished interpretative tradition of the title (with more than 250 performances at the Barcelona opera house), this Liceu’s Bohème was more than correct but didn´t reach excellence. Nevertheless, the success was considerable since, as every theatre director knows well, an only correct Bohème is always a certain triumph.

Marc Piollet, appreciated in the house for his conducting in Carmen (2010-11) proposed a soft orchestral approach rich in nuances, with good phrasing and cautious in the dynamics, but without the dramatism or the melodramatic emphasis that tend to accompany Puccini´s scores. It was a good and elegant choice, but not everyone shared this opinion.

The Muscovite Tatiana Monogarova, debuting at Liceu, showed professionalism, dedication and good musical taste but her voice had an uneven colour throughout her tessitura, with a dark tone in the lower register that didn’t match the interpretative tradition of the role. She also lacked the brightness in the higher notes (though without shrillness) of the legendary sopranos having performed this role. Her work was very satisfactory but probably Mimì isn’t the character that best suits her voice. Matthew Polenzani, another debutant, does have a Rodolfo voice, homogeneous, beautiful and shiny on the highest register. He started maybe overcautious and in “Che gelida manina” didn´t quite sprout, but improved substantially in the last scenes.

Artur Ruciński was an ideal Marcello, confident, with a beautiful voice and good projection of sound. Nathalie Manfrino, still another debut, gave looseness, self-confidence, aggressiveness and coquetry to her Musetta, a choice which always makes the character and the performer succeed, although the voice wasn´t a wonder.

Very good David Menéndez in Schaunard and very insufficient Paul Gay as Colline, his “Vecchia zimarra” was poor weak, his voice wasn’t solid enough, especially in the lower register.

Good, very good, the choir that managed to work together in the middle of the scenic mess of the second scene.

La Bohème Gran Teatre del Liceu  Barcelona

https://www.google.hr/search?q=La+Bohème+Gran+Teatre+del+Liceu++Barcelona&client=opera&hs=9eu&dcr=0&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ved=0ahUKEwjJn9ze-LnWAhXFjSwKHU-WDpoQsAQIWQ&biw=1745&bih=855

Un nuevo reparto para 'La Bohème'

https://www.mundoclasico.com/ed3/documentos/28612/nuevo-reparto-para-Boheme

Barcelona, viernes 8 de julio de 2016. Gran Teatre del Liceu. La Bohème (Teatro Regio, Turín, 1 de febrero de 1896), libreto de L. Illica y G. Giacosa y música de G. Puccini sobre la obra de H. Mürguer. Puesta en escena: Jonathan Miller. Escenografía y vestuario: Isabella Bywater. Intérpretes: Eleonora Buratto (Mimí), Saimir Pirgu (Rodolfo), Olga Kulchynska (Musetta), Gabriel Bermúdez (Marcello), Fernando Radó (Colline), Isaac Galán (Schaunard), Fernando Latorre (Benoit/Alcindoro) y otros. Coro (preparado por Conxita García), coro Vivaldi-petits cantors de Catalunya (director: Oscar Boada) y Orquesta del Teatro. Dirección: Marc Piollet

https://www.youtube.com/watch?time_continue=26&v=orNcAOupcAg



79
Kategorije: Razgovor
Developed by LELOO. All rights reserved.